viernes, 27 de junio de 2014

WEDSITING: TU WEB DE BODA GRATIS

"En la actualidad las bodas no son como antes, ahora estamos en la época de las bodas 2.0. Por lo que, qué mejor que una web de boda para tener a los invitados al corriente de todo."


 Wedsiting es un portal web donde los novios o familiares y amigos pueden crear y diseñar una web de forma gratuita, 100% personalizable con atractivos diseños y, sobre todo, autogestionable.  Este innovador concepto nace de la mano de una Ingeniero Técnico en Diseño Industrial (Ana), de dos Ingenieros en Telecomunicaciones (Hector y Jesús) y de un especialista en relaciones comerciales y apasionado de las nuevas tecnologías (Galileo). Cuatro mentes inquietas que, tras darle la bienvenida a la crisis actual, decidieron despedirla del mismo modo que entró haciéndolo del mejor modo posible: poniendo en marcha todos sus recursos, su tiempo y sus ideas y dejándolos al servicio de su propia creatividad. De allí, y de una propia vivencia personal, nació Wedsiting: la web de tu boda. Hoy, los conocemos a través de Ana.



¿Qué es Wedsiting?
Wedsiting es un portal web donde los novios o familiares y amigos pueden crear y diseñar  una web de boda de forma gratuita, 100% personalizable, con atractivos diseños y autogestionable.  Pueden, por lo tanto, compartir con todos sus invitados de la forma más sencilla y atractiva posible toda la información. Y es que los novios crean la web a su medida, sin límite de secciones ni contenido y, por supuesto, dotándola de diferentes niveles de privacidad.  A parte de la web de boda, Wedsiting ofrece diferentes herramientas de ayuda a la gestión de la boda como el envío de invitaciones, control de lista de invitados, confirmación de asistencia online, distribuidor de mesas, control de gastos, etc.  Como aplicación novedosa está el photostream, con lo que pueden recopilar y proyectar durante la boda las fotos que  invitados y amigos les hagan con su teléfonos móviles a tiempo real. 

¿Cómo nació la idea?
La idea nació de una experiencia propia, de mi propia boda (Ana). Mi marido es de Alcoy (Alicante) y yo soy de Muros de Nalón (Asturias) por lo  que la mitad de los invitados de la boda deberían de trasladarse a la otra punta de España. Buscamos para hacernos una web de boda donde poder poner toda la información necesaria para la boda y no encontrábamos nada que nos gustase, todo era demasiado “predeterminado” por lo que decidimos crearnos una a nuestra medida.
La web tuvo mucho éxito hasta el punto que amigos que posteriormente se casaron nos pidieron que les hiciéramos una parecida pero a su medida. Las circunstancias de la vida y con la crisis actual, me quedé en paro por lo que, tanto mi marido (Jesús) y su socio (Hector), decidimos crear Wedsiting y dar a los novios un servicio que nosotros no encontramos en su momento. 

¿Cuál es el factor diferencial en vuestro trabajo?
En nuestra plataforma apostamos por la estética de la web y la personalización, que los novios puedan crearse la web a su medida sin patrones establecidos y con la posibilidad de integración de las redes sociales en la web de boda .

¿Qué es aquello que más les gusta a vuestros clientes de vuestro servicio?
La estética de las webs les encanta y que las puedan personalizar aún más. Que no tengas límites y sean ellos mismos los que la gestionen. El Photostream también les gusta mucho, se lo pasan en grande.

¿Qué es lo mejor de vuestro trabajo? ¿Y lo peor?
Lo mejor es ver como los novios hacen uso de las web y ver los maravillosos diseños que llegan a crear, realmente son todos unos artistas; lo peor, no poder darles un abrazo y una gran enhorabuena en persona ya que yo, desde la distancia, vivo con ellos sus historias, e incluso con muchos de ellos llego a tener un gran trato aunque sea vía chat.

  

¿Por qué creísteis que con este servicio ibais a cubrir una necesidad?
Es algo que en otros países está muy implantado, y desde la experiencia propia a nosotros nos cubrió mucho más que las expectativas que teníamos depositadas en la web. Además, resultó de gran ayuda para todos los invitados que asistieron al enlace.

¿Cuán importante es Internet, en la actualidad, para una pareja que se vaya a casar?
En la actualidad las bodas no son como antes, ahora estamos en la época de las bodas 2.0: no tenemos tanto tiempo como antes, las familias y amigos están más dispersados y estamos en la era de las tecnologías, siendo todo vía Internet. Por lo que qué mejor que una web de boda para tener a todos los invitados al corriente de todo, ya que la hasta la mayoría de nuestros padres son ya unos expertos en este medio.

¿Por qué creéis que crear una web exclusiva para el enlace puede aportar valor a la boda?
Ya no es el valor en si que tiene, sino la ayuda que te puede generar. Antes íbamos casa por casa repartiendo las invitaciones de boda, llamando por teléfono para informar a todos, los invitados solían ser de la misma ciudad por lo que era fácil tenerlos informados y ahora, en cambio, nuestras vidas son diferentes y tenemos familia y amigos desperdigados por medio mundo.

¿Algún consejo para aquellos que estén pensando en vuestros servicios?
Consejo..."que no se lo piensen". Un día tan importante hay que compartirlo con los seres queridos y por ello, es importante usarla desde el minuto 0: les será de gran ayuda y harán participes e involucrarán a todos sus invitados en este gran día.

¿Novedades a corto plazo?
Nuevas plantillas con diseños revolucionarios que estoy segura que les encantarán y diferentes herramientas que les ayudarán a la gestión de la boda y sobre todo más personalización de la web.

¿Algún sueño o meta empresarial que persigáis a largo plazo?

Por el momento tenemos la web traducida al inglés y al alemán, estamos presentes en muchos países de latinoamericana y Estados Unidos por lo que, ahora mismo, lo que deseamos es que los futuros novios nos conozcan y puedan hacer uso de lo que ofrecemos. En un futuro, ya se verá.  




sábado, 7 de junio de 2014

ME VOY



Gerard López Molina / 25 años / Barcelona / Psicólogo especialista en Coaching deportivo

Motivación para escribir en "Tengo algo que contar"
Expresar en palabras lo que siento

ME VOY 


Me entra cagalera. 

Sería la frase perfecta para definirme cada vez que pienso que me voy. 
Si pienso que estoy escribiendo en un sitio donde la gente lo hace para contar sus historias y que se van por necesidad a buscarse un futuro mejor lejos de aquí, lo que me viene es vergüenza. Miedo y vergüenza. Vergüenza y miedo. Miedo a irme y vergüenza a compartirlo, estoy hecho un auténtico y profundo lío.

Me voy porque creo que necesito culturizarme en la mayor de nuestras asignaturas pendientes; la vida. Porque la vida, no sé si es exactamente como me la han contado. Creo que hay muchas verdades que desconozco, muchos sentimientos que debo experimentar y que sé que aquí no voy ni a poderme imaginar.

Me voy porque necesito una aventura, un reto, un objetivo que perseguir durante no sé cuánto tiempo y no sé con qué personas. Creo que me estoy recluyendo demasiado en mi zona de confort, aún siendo un tipo aventurero y eso creo que no es para mi.

He tenido una buena educación, he ido a buenos colegios, buenas universidades y buenos cursos extra. Me han enseñado lo que está bien y lo que está mal, lo que es normal y lo que no, me han dicho cómo comportarme y en qué momentos hacerlo. Joder, realmente me han enseñado muchas cosas entre mis padres, mis profesores, la televisión, los libros y demás. Podría considerarse que hasta sé un poco de muchas cosas o mucho de pocas, ahora no lo sé.

Aún así, me voy. 

Creo que ya lo habréis notado y no sé si lo he dicho con anterioridad: me voy. Me voy porque de todas las cosas que me han enseñado en sociedad hay una única cosa para la que no estoy preparado: el temor a no sentirme realizado si no hago lo que voy a hacer.

Hace años, ya, que le dije a mi madre que algún día acabaría partiendo rumbo a lo desconocido y por ese entonces me tildó de adjetivaciones varias, pero ese día ha llegado. Me voy al mundo, a descubrir qué es lo que se cuece en él, a ver todas las cosas que están sucediendo de las que no me estoy enterando, que no me están explicando.

Cómo psicólogo creo que necesito irme, a descubrir lo impensable, a verme como uno más del mundo y no de mi sociedad. Los que me conocen me dicen que hacer esto es para lo que he crecido toda la vida, aunque yo, lo único que creo y veo es que muchas de las veces me siento incapaz de sentirme completo estando donde estoy, en el momento en el que estoy.

Necesito ver a gente, conocer costumbres nuevas, impregnarme de sabores y olores. Necesito vivir experiencias en las que sepa que sólo por ese momento, todo lo que dejo atrás vale la pena. Busco cosas inmateriales en un mundo gobernado por el dinero, pero creo que lo puedo encontrar.

Necesito ver amaneceres, atardeceres, mojarme con lluvia e impregnarme de sol. Ver sonrisas distintas a las de mi gente, ver lágrimas de gente lejana pero a la vez próxima. Espero encontrarme tantas cosas, tantos lugares, tantas emociones y sensaciones que ahora mismo al pensarlo puede que me colapse. Creo que el trabajo dignifica al ser humano y es por eso que me voy al mundo a buscar cualquier cosa para poder vivir ya no del dinero, sino de la experiencia.

Me voy a un país del tercer mundo. Porque si realmente existe un Dios y se pone por las noches la televisión, no creo que su mundo sea el Barça, el Madrid, el independentismo, la amargura de la gente que no llega a final de mes, trabajos precarios en países que se consideran desarrollados entre otras muchas cosas.

Estoy harto de todo lo bueno que hay aquí, y de todo lo malo también. Quiero ver otras cosas buenas y sentir qué otras cosas malas hay en un lugar distinto al mío. Ver realidades y día a día de otras personas, mezclarme, relacionarme y vivir otro tipo de vida por un tiempo, o por toda una vida.

Me voy, lo vuelvo a repetir, y lo hago porque quiero.  

Es por esto que cuando pienso en lo que voy a hacer, me cago de miedo. Porque me voy a un lugar desconocido y dejo todo lo que quiero en un segundo plano. Tengo miedo por si las cosas no salen bien, por si no me adapto, por si me pasa algo. Tengo miedo porque toda mi educación ha ido dirigida a ser una persona de la sociedad en la que vivo, no un viajero del mundo en busca de una experiencia que no sabe ni si existe.

¿Si estoy huyendo de algo? Puede que haya algún elemento que me haga plantearme esta situación: la situación.

Hay una frase que siempre me ha gustado, y creo que resume muy bien lo que soy, lo que voy a hacer y lo que me espera.
"Lo que dejamos atrás y lo que tenemos por delante no son nada comparado con lo que llevamos dentro." Ralph Waldo Emerson