FRASES NOEMI

“Hoy, el sonido de tu risa, me ha hecho llorar.
Y aunque ya no puedo hacerlo contigo
Sigue siendo por ti.”

“Eres un trocito de mi pasado que nunca dejará de estar presente.”

“Y te das cuenta de que no estás para quedarte. Que el destino no está en tus manos y que lo único que depende de ti, es aquello que decides hacer con aquello que te queda: ahora.”

“A veces, todo lo que necesitamos, es abrazarnos a nosotros mismos. Exigirnos un poco menos; Querernos un poco más.”

“Las personas que merezcas irán acercándose a ti si eres capaz de mantener aquello que casi perdiste con las que se fueron.”

“Volver.
Una palabra que resume la magia de una nueva etapa.”

“A veces, cualquier lugar es un buen momento.”

“Hoy, buenos días, no son.
Sin embargo, a tu lado, se convierten.”

“No te echo de menos a ti.
Echo de menos cómo era yo cuando estaba contigo.”

“Irse implica llegar.
Y si además una llegada sabe a bienvenida, el reloj deja de contar. Porque a partir de entonces, el tiempo, ya está en tus manos.”

“Atravesar el dolor no será fácil.
Pero la recuperación valdrá la pena.”

“El amor es para valientes.
Y el desamor… También.”

“Te odio porque me dueles.
Me dueles porque te quiero.”

“El resto de tu vida comienza donde termina tu infelicidad.”

“Sé valiente.
No hipoteques tu felicidad a largo plazo por intermedios felices en la actualidad.”

“A veces pesa más lo que no pudo ser, que lo que fue.”

“Abrazarte.
La mejor idea del día.”

“A veces somos nuestro propio semáforo y, sin embargo, no nos damos cuenta.”

“Antes de pintar algo en la vida de alguien, pinta tú en la tuya.”

“Cuando nos acostumbramos a vivir deprisa no nos damos cuenta de que, en realidad, acabamos de renunciar a detenernos ante lo verdaderamente importante.”

“Y te pasas la vida entre un hola y un adiós. En ese estado intermedio en el que no acabas de entender si vienes o si vas, si te vas o si te quedas, si formas parte en presente o si tu presencia en ese lugar es un resquicio de pasado.”

“Quizás sea el momento de dejar caer lo que caduca, de dejar atrás lo que no nos hace felices, lo que no nos despierta una sonrisa sincera. Quizás sea el momento de renovarse, de aceptar que hay instantes, relaciones, situaciones o personas perecederas y que llegados al punto en que dejan de sumar en nuestras vidas, es el momento de restar también en las suyas.”

“Bríndame la oportunidad de estar contigo aun pudiendo estar en cualquier otra parte. La opción de escogerte a ti cada día de mi vida convencida de que hoy, tú, eres mi mejor plan.”

“Tenemos las marionetas.
El cuento, lo decidimos nosotros.”

“Y por esas mismas ganas de quedarme, decidí no marcharme nunca.”

“Se trata de continuar en otra dirección. En aquella en la que no necesites perderte para encontrarte.”

“Preocúpate cuando la distancia entre los dos sea mayor cuando estáis juntos, que cuando estáis separados.”

“Así que cuando por fin decidas abrir la puerta puede que yo ya la haya cerrado.
Por dentro. Y con llave.”

“No se despidió de él. De las personas importantes era mejor no despedirse nunca.
Al fin y al cabo, de un modo u otro, acaban acompañándote para siempre.”

“De todo lo que podríamos haber sido tuvimos que conformarnos con conjugarnos en condicional.”

“La peor forma de irse es dejándote con la sensación de que se te quedaron un millón de besos entre los labios.”

“El único riesgo de viajar es decidir ponerle un NO delante.”

“Llevo tu historia bajo mi cicatriz favorita.”

“Y confórmate con eso. Con ser tan solo una etapa en mi vida de toda aquella que podríamos haber compartido y que, sin embargo, nunca nos hubiera salido a cuenta. Tú siempre te vendiste muy caro y yo siempre me hipotequé tan solo por aquello que valía la pena.”

“Cuando no me queden recuerdos volverás a quedarme tú. Para volver a recordarme por qué me enamoré de ti y por qué has sido el amor de mi vida.”

“Lo más doloroso de un recuerdo es cuando llega el momento en que debes cerrar muy fuerte los ojos para que no se te escape su voz.”

“Tener miedo es otra forma anticipada de ir muriendo por dentro.”

“Perder la dignidad es una de las peores manifestaciones de cobardía.
Por miedo a perder a otro, aceptas perderte a ti.”

“Sabes que la vida de un beso ha llegado a su final cuando a quien te lo da ya no le queda nada más que compartir contigo.”

“Tus brazos. El único lugar en el que, cuando no puedo escapar, me siento libre.”

“Yo soy de aquellas que cree en la magia tan solo cuando le vienen sin trucos.”

“Amor no es brindar con cava cuando las cosas van bien. Es más bien calentarse las manos con un café con un café y una conversación que termine con un: Te apoyo hagas lo que hagas.”

“Deja de juzgarte. No hay nada más valiente que la sonrisa de quien tan solo necesita de su propia aprovación.”

“Gánate en todas y en cada una de las batallas en las que rendirte sea perderte a ti.”

“No creo en el destino. Creo en las consecuencias de las decisiones que tomamos.”

“Para perseguir hay que ser muy valiente. Porque hoy en día no hay mayor acto de responsabilidad que el de asumir el riesgo de perderte con él. Y es que entre el “ves” y el “te lo dije” te acusarán de soñador e idealista. Pero dime tú si no es mejor “fracasar” persiguiendo un sueño que pasarte la vida preguntándote qué hubiera pasado si lo hubieras conseguido.”

“Fíjate si llegas tarde, que llevo esperándote toda la vida.”

“No me abraces cuando más falta me haga. Abrázame un poquito cada día para que, cuando realmente lo necesite, no me haga tanta falta.”

“Viaje. Palabra que nos facilita el diccionario para referirnos, en realidad, a una maravillosa manera que tenemos de crecer por dentro.”

 

Noemí Carnicero Sans.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *